El Aloe Vera es un excelente compañero para todas las personas que desean encontrarse saludables y cuidar su aspecto.

Puede emplearse desde la raíz del cabello hasta la punta de los dedos de los pies, con esto quiero decir que absolutamente sirve para ser aplicado en todo el cuerpo.

Así, en forma de crema, gel, jabón, champú, lociones, producto demaquillante  y aceites que lo utilicen en un porcentaje significativo entre sus componentes podemos decir que sirve para prevenir, sanar  mantenernos en distintas circunstancias y afecciones que podamos sufrir a lo largo de la vida, tales como:

Celulitis, arrugas, manchas de la piel, pecas, hongos, seborrea, acné, piel seca, grasa o mixta, cabello quebradizo, reseco o seborreico, estrías, granos, eczemas, verrugas, alivio y mejora en cicatrices o marcas.

Muchas líneas cosméticas lo han incorporado a sus formulas, obteniendo así un producto efectivo, natural y de múltiples usos, ya que  produce una sensación muy suave al tacto, además de ser absorbido por la piel muy rápidamente, aportando vitaminas y minerales.

También se puede utilizar el contenido gelatinoso del interior de la hoja fresca y aplicarlo directamente sobre la piel o el pelo, siendo una muy buena opción para quienes sufren de sudor excesivo, solo hay que colocarlo sobre la piel limpia y seca de las axilas.Un buen aceite o crema de aloe es recomendado para aplicar luego de la depilación o del afeitado, ya que contribuye a que se cierren los poros, deja la piel suave, minimiza el enrojecimiento y evita erupciones cutáneas.

Para las varices, hay que dejar en la nevera el Aloe, luego extraer su interior gelatinoso y dar un masaje en las piernas o zonas afectadas, luego elevar las piernas durante 20 minutos sobre una silla con cojines o de cualquier forma en que se encuentren a mayor altura que el resto del cuerpo. Esto combinado con paseos  de 30 minutos al día como mínimo a ritmo normal  y jugo de Aloe para beber de forma regular hará que note una gran mejoría en poco tiempo.

Buscador de aloe vera
Boletín